28 nov. 2014

Curseando con Banshee (Alfonso Giraldes)


 Este artista que es Alfonso Giraldes, conocido como Banshee, es pasión pura. Se nota en todo cuanto dice y hace. Exigente, duro consigo mismo y con los demás. Emprendedor, valiente y honesto. Un trabajador de las emociones. Dejó su mácula en todos y cada uno de los que pudimos asistir al curso que realizó en Badalona (Barcelona) del 22 al 23 de noviembre de 2014.

Un fin de semana intenso en el que el maestro se dejó la piel y se vació por dentro. Cualquier escenario le es válido para su 'performance', porque con sus ejemplos y explicaciones lo transforma en un ágora en la que se cuestiona todo sobre la pintura y el modelado de figuras.


Pero no se andó de rositas. La comprensión de los conceptos que ayudan a transmitir historias con pigmentos era básico y ocupó una buena parte de las sesiones del sábado y domingo. Para ello complementó sus explicaciones con dibujos e ilustraciones realizadas en pocos minutos ante la atenta mirada de los asistentes, quienes luego debían realizar diferentes ejercicios que pasarían un concienzudo examen.



Asi que los períodos de descanso, a los que se sumaban amigos ilustres del hobby, eran inevitables... ;)


¡Pero hay que trabajar! El domingo, los secretos del rostro. ¿Qué se escondía tras la cámara, Dani?


Pues un ejemplo más de ubicación de luces, sombras, trabajos con tonos, dirección de la luz, etc.


Una imagen más cercana por si no quedó clara la cosa... Ese cuaderno, Alfonso, es una galería de arte él solo.


Por cierto, el ejercicio final de pintado que realizó el grupo se llevó a cabo sobre un fantástico busto obra también de Banshee. Así le quedó a él en un ratito que se puso.


Y así quedaron los trabajos de los esforzados alumnos, que se lo pasaron estupendo, todo hay que decirlo.


¡Vuelve cuando quieras, grande Banshee!


¡Un saludo!

KPG

14 nov. 2014

Centurión romano, S. I a.C.



El siglo I antes de Cristo fue uno de los más convulsos de la historia de Roma, con interminables enfrentamientos y guerras civiles que sumieron la ciudad en una agitación casi continua con repercusiones en todo el Mediterráneo. A esta época, tan determinante para lo que acabaría siendo la forja del gran imperio que empezó a contruirse a la muerte de Julio César (44 a.C.), pertenece el soldado que aparece en la foto.

Hace dos años que pinté este mismo centurión de 54mm del catálogo de Andrea y volveré a pintarlo en el futuro, pues aún me queda una tercera figura. Dos para un regalo y un intercambio y la tercera será para mí, pues me ha encantado "pelearme" con ella.

Luego de una primera ambientación, lo coloqué en la peana para estudiar la ubicación que más me agradara.


 Decidí no imprimarla para intentar trabajar el color original de la figura pulida en la cota de malla y otras partes metálicas, como el casco. Así que fui trabajando por partes siempre de dentro hacia fuera y de arriba a abajo.

En esta ocasión le he dado predominio al rojo en el penacho y en la túnica.


 Para el elemento que sujeta el penacho elegí un color latón o dorado.


En el caso de la capa, creé para la base una mezcla más oscura, formada por Rojo Carmín (70908/30) y Rojo Violeta (70.812/043) más o menos a partes iguales a la que luego añadí un poco de Rojo Cadmio Tostado  (70.814/034). Seguro que volveré a emplearla en otras figuras, porque el color de partida me gustó mucho y permite obtener interesantes subidas y bajadas si no la dejamos muy oscura.


Para trabajar con ella posteriormente, utilicé la gama que aparece a continuación, producto de las mezclas de los colores que aparecen en la foto.

  

A los colores ya mencionados anteriormente, se suman el Azul Prusia Oscuro (70899/50) y el Rojo Negro (70.859/35) en el caso de las sombras y el Rojo Bermellón (70.947/29) y Rojo Cadmio Claro (70.910/27) para las subidas y luces. Este es el aspecto después de las primeras fases. Dejaremos para el final del post la vista definitiva.


Para la cota de malla, empleé una primera capa muy diluida de negro con un poco de Rojo Cadmio Tostado, ya que las cotas de malla suelen dejar entrever de manera muy discreta el dominante de la prenda a la que cubren, en este caso la túnica roja. Posteriormente, fui trabajando con veladuras oscuras de Negro con Acero Natural (70864/178) para las partes que pudieran quedar más en sombra y en el caso de las más expuestas, añadí algo de Plata (70.997/171). En sesiones sucesivas, di pasadas en puntos concretos con tinta sepia y otros colores muy diluidos para dar sensación de herrumbre incipiente o suciedad. Es un poco difícil de apreciar en las fotografías puesto que, al conservar aún el dominante del fondo de metal de la fundición, ésta rebota aún mucha luz.


Decidí que el pantalón sería de cuero o piel desgastada. Esta es la gama empleada.


Forman parte de ella los siguientes colores: Sombra Tostada (70.941/148), Tierra Mate (70.983/143), Marrón Naranja (70.981/131) y Marrón Claro (70.929/129). Una vista desde atrás.


Trabajo con pigmentos para ambientar la base, asentar visualmente la figura en la escena y manchar la parte inferior de la capa.


 Y unas cuantas fotos finales.





 ¡Hasta el próximo post! ¡Un saludo!

KPG