30 mar. 2014

El celofán y la ambientación o la recreación de luz dirigida


¿Queréis conseguir un efecto como este para vuestras fotos o, simplemente registrarlo para ver cómo trabajar el color o la dirección de imaginadas fuentes de luz en las miniaturas? Precisamente, el amigo Volomir incorporaba hace unos días en su interesante y recomendable blog un post que ayuda a entender el papel de la luz dirigida aprovechando un gif de la explosión de una sandía.

Otra forma de estudiar este asunto es con un truco muy sencillo. Se trata de colocar un plástico translúcido o una gelatina de papel de color delante de una fuente de luz y dirigirla hacia la figura en cuestión. Como veréis, os acerco una propuesta muy económica y sabrosa a la vez, ya que como ejemplo he utilizado un celofán -rojo en este caso- que sirve para envolver unos pequeños quesos de una conocida marca que he colocado sujetado con una pinza de colgar la ropa a una cierta distancia de una lámpara.


Luego -depende de la fuerza e intensidad de la luz, del color del filtro translúcido y de la distancia a la que la coloquéis de la figura-, obtendremos unas transformaciones de la percepción del color u otras, ya sea si la queréis emplear para trabajar con la pintura sobre la figura o bien como fondo de una fotografía...



¡A seguir experimentando!

¡Un saludo!

KPG

29 mar. 2014

Revistiendo la vesta

 
 
En menudo aprieto me he metido. De veras, si estáis decididos a "restaurar" una figura que habíais pintado hace tiempo, sabed que pasaréis por momentos muy complicados que os harán replantear vuestra decisión más de una vez.
 
Pero como muchos somos muy cabezones, y aunque sabemos que no obtendremos el mejor de los resultados, una vez cruzado ese Rubicón, tenemos que asumir las consecuencias y llegar hasta el final: Alea iacta est! ¡La suerte está echada!
 

Después de intentar mejorar la cruz del pecho e integrarla en las arrugas y pliegues de la vesta, he dedicado un rato a trabajar con esta prenda, para uniformizar transiciones y tonos generales con la siguiente gama:

 
Para el color base he elegido marrón cubierta (60%) y tierra oscura (40%). En el caso de las subidas, he añadido y aumentado la presencia de blanco, mientras que en las bajadas he hecho lo mismo poniendo un poco de gris Londres.
 
No doy por acabado el trabajo con la ropa que cubre la cota de malla, pero la sesión que he podido dedicarle me ha ayudado a ver donde tendré que esmerarme más y en qué partes hallaré las principales dificultades. El fragmento del tronco del brazo levantado que sostiene la espada es uno de ellos.
 
 
Esos pliegues exigen un tratamiento lumínico complejo para mí, ya que deben trabajarse con sombras sin que se pierda la idea de que el blanco es el "color" de la sobrevesta. De momento, he realzado las partes más claras, las partes de los pliegues que rebotarían más luz. Además, he realizado transparencias bastantes diluidas sobre todas las zonas menos claras con esa intención de unir...
 

 
...sin que se nota mucha diferencia con la parte frontal en el momento del giro de la luz hacia esa parte. También he dado alguna transparencia al interior de la capa, para hacerme una idea del tipo de "blanco" más adecuado para diferenciarla de la vesta y empezar a trabajarla un poco.
 
En la siguiente foto, el aspecto que va adquiriendo vista desde el frente. También he adelantado la tarea en esa zona, sin llegar a plantear las luces máximas en la parte inferior, aunque si empezando a hacer subidas en las partes más sobresalientes de los pliegues.
 
 
Falta bastante trabajo. Esto va a ser un tormento. Pero dijimos que no tiraríamos la toalla. ¿Lo dijimos? ;)
 
¡Un saludo!
 
KPG


20 mar. 2014

Siete años del clásico de Danilo Cartacci


Un documento buenísimo que no me canso de mirar y leer. La verdad es que resultó un acierto contar con la minuciosidad pedagógica de uno de los mejores pintores de figura histórica para realizar esta recopilación de técnicas ilustradas con fotografías de muy buena calidad. Es cierto que habla de óleo, pero también de técnicas mixtas y, en cualquier caso, los casos que ejemplifica pueden llevarse a cabo sin problemas con pintura acrílica, tanto si el aficionado es primerizo como avanzado. Han pasado siete años desde su aparición, pero en absoluto parece pasado de moda. Lamento deciros que creo que está agotado, pero sería una buena idea una reedición porque creo que ya puede hablarse de él como de un clásico.  

¡Un saludo!

KPG


17 mar. 2014

La parca del carrista alemán, a falta de luces, sombras y retoques finales

 
En la tercera sesión de trabajo con la parca de este carrista de Panzer, he adelantado el dibujo de las manchas naranjas y oscuras para trabajar en la próxima con las luces, el pintado de las solapas, de la capucha y los detalles de cinturones, los prismáticos, las mejoras y retoques finales globales. Aprovecharé también para mejorar el aspecto de la camisa.
 
Para llegar hasta aquí, y siguiendo los apuntes del gran y admirado artista que es Jaume Ortiz, hice una base con Marrón Chocolate y Rosa Marrón. Luego pinté las formas anaranjadas con Marrón Naranja y, seguidamente, delimité contornos y pinté zonas oscuras con A. Cam Pardo Negro. El resultado de esa fase aparece en las dos fotos siguientes.
 

 
 Lo que aparece a continuación, y que es hasta donde he llegado, es el resultado de aplicar unos lavados con Marrón Chocolate por toda la superficie para unificar y dar sensación de desgaste. Luego, he dado también lavados con negro en las arrugas más profundas, pero muy suaves. He querido "desgastar" bastante esta prenda, porque he visto algunas fotos de ejemplares reales que tienen ese aspecto bastante castigado y me ha parecido interesante ver el resultado final así de oscurito. Pero si queréis, podéis hacer menos lavados o con muy poca presencia de pigmento y conseguir una chaqueta más limpia. ¡Ah, eso sí! Recordad trabajar siempre con mateador para evitar brillos que den al traste con el efecto camuflaje.
 
 
A continuación dos fotos con encuadres más cerrados, en los que se puede ver mejor ese aspecto un tanto desvencijado que ha adquirido el ropaje después de unas cuantas batallitas...
 

 
 Ahora queda trabajar con las manchas y en las zonas que quedarían más expuestas a la luz en los pliegues y arrugas. He visto, gracias a estas fotos, que se me ha ido un poco la mano en algún punto de la espalda con un brillo indeseable, pero lo atenuaré posteriormente con ese trabajo que os digo de puesta a punto final y mejora (otra cosa es que lo consiga de manera satisfactoria, pero ¡al menos lo intentaré!). :)

¡Un saludo!

KPG


 

12 mar. 2014

Un Cardigan de lujo


Muchos desconocen que el nombre de la chaqueta 'cardigan' proviene precisamente de James Brudenell, 7º conde de Cardigan, más conocido como Lord Cardigan, que probablemente vestía una prenda abotonada de cuello abierto durante la campaña de Crimea de 1854, ya que fue a partir de entonces cuando el nombre que la gente daba a la misma empezó a popularizarse. Lord Cardigan ha pasado a la historia como el general que comandó la famosa carga de la Brigada Ligera en Balaklava, de infausto final para muchos de los que participaron en ella (al final sólo pudieron reagruparse 195 hombres con sus caballos, mientras que 60 fueron hechos prisioneros, 118 murieron y 127 resultaron heridos).

He visto varias figuras de este personaje durante estos años, pero ahora tengo la oportunidad de trabajar con la que Miniaturas Andrea tiene en su catálogo, perteneciente a la serie "Ejército colonial británico", de 54 mm. El planteamiento de la miniatura me parece estupendo y hay que felicitar a su autor -cuyo nombre desconozco- porque tiene varios aspectos muy interesantes que la hacen terriblemente atractiva y la convierten en un reto interesante para el pintor.

Como habréis visto, el despiece es sencillo. Las líneas de molde casi son inapreciables, entre otras cosas porque con gran picardía coinciden con algunos de los volúmenes modelados.

Para empezar, quisiera destacar la postura; altiva, observadora, elegante.


Un detalle que me ha encantado es que la mano izquierda se encuentra ya adaptada al cuerpo, de manera que el brazo que colocaremos después encaja desde el hombro hasta donde esta se encuentra.

Pero hay que prestar atención al gran trabajo realizado con los alamares y los correajes, de gran precisión y detalle. También en la foto que aparece a continuación se aprecia la mano izquierda modelada y pegada un poco más abajo de la cintura.


Ese estupendo trabajo de precisión en el modelado de los detalles se puede encontrar también en los dibujos de los galones que se reparten entre las mangas y la espalda del dolmán.


Todas las piezas encajan perfectamente, lo que permiten obtener un "Lord Cardigan" bien interesante. En definitiva, un gran trabajo de modelado que exige un trabajo de pintura pausado y muy entretenido, dada la vistosidad del uniforme, como se puede observar en la fotografía de la caja que aparece en primer lugar.

¡Un saludo!

KPG



7 mar. 2014

Lobezno se enfada...


Ahí le tenéis, enfadado porque le acaban de cortar el agua mientras se afeitaba. Pongo fotos de esta escenita en la que disfruté como un niño pintando y realizando el "mobiliario" (con fimo) y sus detalles. La figura es uno de los famosos "cabezones" de Miniaturas Ramírez, muy recomendables para pasarlo bien y sacarle la punta al hobby.


Que nadie se ponga por delante. Se estaba afeitando, pero...

 
Por lo menos le había dado tiempo a ducharse.

 
La toalla es un pañuelo de papel mojado y arrugado para que recordara esa prenda pintada de azul. Como tiene una textura que la recuerda, la hice así. Al fondo se adivina el puro con el humo (un fino alambre) que se eleva hacia el techo del lavabo. El color predominante es azul, pues es el de la supuesta luz que desprendería el fluorescente que está sobre el espejo.
 
En la siguiente foto se le ve el careto reflejado en el "espejo" (en realidad pinté lo que supuestamente se podría ver reflejado en una cartulina pintada con pigmento plateado).
 
 
Por detrás de la peana, pinté una imagen del primer cómic americano en el que aparece Lobezno. La copié tal cual, como homenaje a los creadores del personaje.
 
 
El texto de los globos ya no me atreví a pintarlo o escribirlo, ya que las paredes de la peana estaban hechas con madera de balsa, muy rugosas y un suplicio para hacer alguna letra a ese tamaño. Simplemente los imprimí y los pegué con un poco de blu tack.
 
 
A veces es casi recomendable para la salud divertirse haciendo locuras como esta. :)

¡Un saludo!

KPG

6 mar. 2014

Oficial del 17 de Lanceros de la Brigada Ligera. Guerra de Crimea (1854)

 
 
Las cosas se están poniendo un poco complicadas en Crimea. Es curioso que me haya llegado en estos días el encargo de pintar a Lord Cardigan, el general que comandó la famosa carga de la Brigada Ligera ante las tropas rusas en la batalla de Balaklava, el 25 de octubre de 1854. Todo este lío me he hecho recordar la figura que aparece arriba, que pertenece al catálogo de Verlinden, y que representa a un oficial del 17th de lanceros que bien podía haber tomado parte de la batalla. Es la primera figura que pinté de una escala tan grande (120 mm) cuando daba mis primeros pasos en esta afición. Está llena de fallos, pero le tengo un cariño especial, porque tuve que recomponerla un poco además de pintarla. Tengo esta foto que le hice poco antes de entregársela a un amigo que es un experto en historia y que siente mucha atracción por la guerra de Crimea y los diferentes episodios que formaron parte de ella. Esperemos que a estas alturas de siglo XXI no se repita otro conflicto en dicha península.
 
¡Un saludo!
 
KPG

3 mar. 2014

La base del cruzado que no podía cruzar el lago helado...


Recupero la escena del cruzado de Nocturna para explicar cómo realicé la ambientación. Tenía claro que estaría frente a un lago helado. La base era de pasta de modelar. Separé el espacio dedicado a la tierra del de la superficie del lago de forma que quedara más o menos estética. Al suelo le di una pasada de arenisca. En cuanto a la capa de hielo, empecé con una mezcla de Azul de Oxford y Gris Cielo.

Con los espacios repartidos, inicié el trabajo con la ribera del lago. La cubrí con cola blanca.


Y le puse unas cuantas piedrecitas de diversos tamaños repartidas por encima evitando simetrías o que pareciera demasiado "preparado".



El momento de la primera capa de arena fina y a esperar que fragüe todo. Algunas ramitas para cubrir espacios "desangelados" y buscar el contrapeso de la escena.



Ya con la arena seca y las piedras y arbustitos adheridos a la pasta, el primer pintado con un color oscuro. Buscaba empezar a trabajar los contrastes entre zonas claras y zonas oscuras de la escena.


Pero sólo hay tierra... Quería que un follaje de ribera cubriera ese terreno aún demasiado desnudo. De manera que preparé una mezcla de arena con hojas de diferentes infusiones con cola blanca y agua. La distribuí de nuevo sobre la parte dedicada al suelo.




Antes de que secara por completo, le añadí un poco de vegetación. Espuma que parece hierba, de la que se emplea para hacer árboles en maquetismo de trenes. Pequeñas volvas esparcidas por ahí...



Llegaba el turno de trabajar el estanque. Partía de aquí:


En alguna salida que realicé hace tiempo, tomé fotografías de la superficie de un estanque helado. Podía servir para ambientar al cruzado antes del deshielo o justo poco después de que el agua empezara a adquirir consistencia. En esas condiciones, con una capa tan fina, es arriesgado caminar por encima. Me llamaron poderosamente la atención los dibujos caprichosos que el agua y los primeros fragmentos de hielo empezaban a crear sobre la capa más superficial, así que encontré en esta escena una excusa excelente para intentar imitarlos.


Empleé los siguientes colores para trabajar: verde militar para las líneas y una mezcla de una pequeña cantidad de este con azul pálido para las formas más oscuras a la que añadí un poco de blanco para conseguir las zonas más claras. Repartí la gama de colores de forma que parecía aleatoria, pero evitando grandes porciones de un dominante de color, tomando como ejemplo la foto original.


Para uniformizar el aspecto global, unas cuantas aguadas con color blanco muy suaves, hasta conseguir el aspecto deseado. No me importara que brillara, porque, finalmente, eso es lo que tendrá que pasar.





Para darle un poco de vida, coloqué algunos objetos sobre el lago o estanque helado, para que precisamente dieran esa sensación.


Completé la ambientación con hojarasca. Son hojas de orégano que después pinté y ensucié, ya que en espacios con una humedad como esa, la ribera puede estar húmeda y con fango. Para acabar, unas pocas señales de nieve que acaba de cuajar o está convertida en hielo, metáfora del tiempo inestable que perjudica también la solidez de la capa helada del estanque.




Al final, varias capas de barniz brillante por la superficie del lago -con dos o tres bastaría- hasta conseguir el efecto deseado. Y aquí está de nuevo el resultado final.



Y ahora, ¡a por otra!

¡Un saludo!

KPG