12 mar. 2014

Un Cardigan de lujo


Muchos desconocen que el nombre de la chaqueta 'cardigan' proviene precisamente de James Brudenell, 7º conde de Cardigan, más conocido como Lord Cardigan, que probablemente vestía una prenda abotonada de cuello abierto durante la campaña de Crimea de 1854, ya que fue a partir de entonces cuando el nombre que la gente daba a la misma empezó a popularizarse. Lord Cardigan ha pasado a la historia como el general que comandó la famosa carga de la Brigada Ligera en Balaklava, de infausto final para muchos de los que participaron en ella (al final sólo pudieron reagruparse 195 hombres con sus caballos, mientras que 60 fueron hechos prisioneros, 118 murieron y 127 resultaron heridos).

He visto varias figuras de este personaje durante estos años, pero ahora tengo la oportunidad de trabajar con la que Miniaturas Andrea tiene en su catálogo, perteneciente a la serie "Ejército colonial británico", de 54 mm. El planteamiento de la miniatura me parece estupendo y hay que felicitar a su autor -cuyo nombre desconozco- porque tiene varios aspectos muy interesantes que la hacen terriblemente atractiva y la convierten en un reto interesante para el pintor.

Como habréis visto, el despiece es sencillo. Las líneas de molde casi son inapreciables, entre otras cosas porque con gran picardía coinciden con algunos de los volúmenes modelados.

Para empezar, quisiera destacar la postura; altiva, observadora, elegante.


Un detalle que me ha encantado es que la mano izquierda se encuentra ya adaptada al cuerpo, de manera que el brazo que colocaremos después encaja desde el hombro hasta donde esta se encuentra.

Pero hay que prestar atención al gran trabajo realizado con los alamares y los correajes, de gran precisión y detalle. También en la foto que aparece a continuación se aprecia la mano izquierda modelada y pegada un poco más abajo de la cintura.


Ese estupendo trabajo de precisión en el modelado de los detalles se puede encontrar también en los dibujos de los galones que se reparten entre las mangas y la espalda del dolmán.


Todas las piezas encajan perfectamente, lo que permiten obtener un "Lord Cardigan" bien interesante. En definitiva, un gran trabajo de modelado que exige un trabajo de pintura pausado y muy entretenido, dada la vistosidad del uniforme, como se puede observar en la fotografía de la caja que aparece en primer lugar.

¡Un saludo!

KPG