7 mar. 2014

Lobezno se enfada...


Ahí le tenéis, enfadado porque le acaban de cortar el agua mientras se afeitaba. Pongo fotos de esta escenita en la que disfruté como un niño pintando y realizando el "mobiliario" (con fimo) y sus detalles. La figura es uno de los famosos "cabezones" de Miniaturas Ramírez, muy recomendables para pasarlo bien y sacarle la punta al hobby.


Que nadie se ponga por delante. Se estaba afeitando, pero...

 
Por lo menos le había dado tiempo a ducharse.

 
La toalla es un pañuelo de papel mojado y arrugado para que recordara esa prenda pintada de azul. Como tiene una textura que la recuerda, la hice así. Al fondo se adivina el puro con el humo (un fino alambre) que se eleva hacia el techo del lavabo. El color predominante es azul, pues es el de la supuesta luz que desprendería el fluorescente que está sobre el espejo.
 
En la siguiente foto se le ve el careto reflejado en el "espejo" (en realidad pinté lo que supuestamente se podría ver reflejado en una cartulina pintada con pigmento plateado).
 
 
Por detrás de la peana, pinté una imagen del primer cómic americano en el que aparece Lobezno. La copié tal cual, como homenaje a los creadores del personaje.
 
 
El texto de los globos ya no me atreví a pintarlo o escribirlo, ya que las paredes de la peana estaban hechas con madera de balsa, muy rugosas y un suplicio para hacer alguna letra a ese tamaño. Simplemente los imprimí y los pegué con un poco de blu tack.
 
 
A veces es casi recomendable para la salud divertirse haciendo locuras como esta. :)

¡Un saludo!

KPG