27 oct. 2016

Napoleón en El Cairo, 1798 (figura plana)


Se trata de mi primera figura plana. Representa a Napoleón en Egipto. Ha sido un ejercicio grato de un tipo de miniatura con el que no estoy habituado y que ha ido a parar a manos de un amigo. La escala seria de 1/28 aproximadamente. Me he dado cuenta, al comparar con trabajos de otros aficionados, que hay una tendencia a trabajar estas miniaturas muy oscuras y con leves subidas de color en las transiciones. Pero en este caso, el color del caballo elegido era blanco, así que me encontré con el problema de tener que trabajar de manera muy sutil las partes sombreadas y los toques de luz con la intención de realizar un tratamiento verosímil. Puesto que el fondo seria negro, el contraste vendría dado ya por esa circunstancia.

A continuación, el soporte donde realicé el pintado, con la miniatura imprimada en gris.


Primeros trabajos con el sombrero, el rostro y las partes rojas de la cabalgadura (sólo con color base).
 

Pintura empleada para las ornamentaciones.


Primeros trabajos de sombreado del caballo.







Y, de nuevo, la versión definitiva.


¡Hasta pronto! ¡Un saludo!

KPG

14 oct. 2016

P-51B Mustang en China (51st Fighter Group)


Después de muchos años -desde la niñez, prácticamente-, vuelvo a las maquetas. He regresado con este P-51B Mustang para intentar dar los primeros pasos en un mundo del modelismo que ha evolucionado tremendamente y con muchísimos recursos e información y, por tanto, con el apoyo de muchos otros aficionados. En mi caso, he contado con el ánimo y la sabiduría de los compañeros del Bunker de Barcelona, el club del que formo parte. ¡Gracias chicos!

He realizado algunas fotos del proceso. Pero no quiero realizar muchos comentarios técnicos. Sobre todo porque soy un neófito en esto del maquetismo.


Este era el kit de partida. Como a quien se lo regalaron en casa no le hacía mucho caso, lo cogí yo para empezar. Se trata de un Mustang con el esquema del 51st Fighter Group que operó en China durante la década de los 40 para defenderla de los ataques japoneses durante la segunda guerra mundial. La escala es, como puede verse, de 1/72

Sus tareas consistían en el apoyo a bombarderos a gran altitud, ataque a tierra con bombas de hasta 227 kg y lanzacohetes de 63mm, además de las posibles escaramuzas aéreas que pudieran llevarse a cabo contra otros cazas.

El plástico de la maqueta no daba para muchas alegrías, pero en general el encaje no era muy dificultoso. Unas fotos del pintado de los instrumentos y del interior de la carlinga.




Después de una imprimación verde, y de proteger la parte superior, inicié el pintado de la parte inferior del avión. Realicé ensuciados y desgastes.




También llevé a cabo un trabajo de panelado y finalmente subí el color gradualmente con cuidado para que no resultara tan oscuro y acercarlo al del modelo original.



Por lo que se refiere a la parte superior, pinté la zona donde podría haber más desgastes con color plateado.






Empecé a dar pasadas con el color base empleado por todo el avión, pero procurando no ocultar en exceso el brillo de las superfícies donde después debía notarse cierta presencia del desgaste en las zonas plateadas.




Llegó el momento de pintar todo el fuselaje con el patrón elegido para el campo de operación chino y llevar a cabo un trabajo gradual de panelado, destacando con partes más claras algunas partes.


Y después, pues todo lo demás. El trabajo con la hélice...


Y con el resto del avión. Puesta de calcas, ensuciados, desgastes.


¡Ah! La antena la realicé con ese alambre tan finito que podemos encontrar en los auriculares.



Las fotos finales.


Una experiencia muy agradable. ¡A por otro!

¡Un saludo!

KPG

30 sept. 2016

Cómo preparar la base de 48 peanas de Bolt Action (o del juego que sea) en dos horas


Esto que véis no son galletas. Son las 48 peanas que tuve que hacer para un ejército starter de Bolt Action. Para ello empleé poco más de dos horas. Y creo que el aspecto es resultón. Luego vendrá el pintado, la ambientación y la ubicación de la figura, pero eso ya es otro post.

Para llegar hasta aquí hice lo siguiente. Es muy sencillo.

En primer lugar me hice con dos elementos imprescindibles. La pasta de terracota que suelo emplear con frecuencia y una arandela de esas que sirven para enlazar las llaves que tenga un diámetro un poco inferior al de la peana o base donde vamos a colocar las figuras.




Preparo el espacio donde amasaré la terracota. Consiste en un papel de alumino sobre una superficie plana y dura (una mesa) sobre el que reparto un poco de talco. Este producto nos ayudará a que la terracota no se pegue al papel de aluminio.


Luego, presionaremos a modo de rodillo con un palo u objeto que elijamos para amasar un poco de terracota. El grosor depende de lo que queráis conseguir, pero es preferible que sea lo más fina posible.



A continuación, presionamos con la anilla o arandela sobre el barro y nos llevamos el trozo que va a convertirse en la base de la figura.



Pues nada, eso mismo unas 47 veces más... ¿Y con los restos que sobran qué hacemos?


¡Aquí no se tira nada y se recicla todo! ¡Se hace una bola y a amasar de nuevo! Podéis humedecer la terracota para ello. Os facilitará el trabajo.


Con las bases ya preparadas, llega el momento de pegarlas a la peana de plástico. Yo empleo un poco de cola y luego pongo la terracota encima.



Ya tenemos la base de barro. Ahora hay que texturizarla un poco. Si no está húmedo, podemos humedecer la terracota un poco.


Y aprovechando que está húmedo, vamos a poner algunas piedrecitas esparcidas de manera irregular. La manera más sencilla de conseguirlo es repartiéndolas sobra la superficie de la mesa y presionar levemente con la peana. Se quedarán pegadas, puesto que la terracota hace de cemento.



Aunque, si queréis, la podéis poner de la manera que más os guste y luego presionar suavemente para garantizar que el barro "atrapa" la piedrecita. Para darle más variedad, es conveniente poner piedrecitas de diferentes tamaños.


Y ahora, con un cepillo de dientes (si queremos huellas más finas y superficiales) o de latón o metal (si deseamos que las marcas sean más profundas) golpeamos con suavidad sobre una superficie que es conveniente que esté semihúmeda. Tendremos un primer texturizado de fondo.



Cuando ya estén acabadas, para acelerar el secado podemos emplear un secador.


Este seria el aspecto final antes de una capa base de imprimación.


Y estas son nuestras "cookies" una vez acabadas y con una capa base de color marrón en este caso.



¿A que quedan resultonas? Luego ya toca preparar su pintado y ambientación y la ubicación final de las figuras y algún retoque con pigmentos para integrarlas mejor al terrenito.


Pero, como decía, eso ya forma parte de otro post.

Espero que este os resulte útil.

¡Un saludo!

KPG