29 mar. 2014

Revistiendo la vesta

 
 
En menudo aprieto me he metido. De veras, si estáis decididos a "restaurar" una figura que habíais pintado hace tiempo, sabed que pasaréis por momentos muy complicados que os harán replantear vuestra decisión más de una vez.
 
Pero como muchos somos muy cabezones, y aunque sabemos que no obtendremos el mejor de los resultados, una vez cruzado ese Rubicón, tenemos que asumir las consecuencias y llegar hasta el final: Alea iacta est! ¡La suerte está echada!
 

Después de intentar mejorar la cruz del pecho e integrarla en las arrugas y pliegues de la vesta, he dedicado un rato a trabajar con esta prenda, para uniformizar transiciones y tonos generales con la siguiente gama:

 
Para el color base he elegido marrón cubierta (60%) y tierra oscura (40%). En el caso de las subidas, he añadido y aumentado la presencia de blanco, mientras que en las bajadas he hecho lo mismo poniendo un poco de gris Londres.
 
No doy por acabado el trabajo con la ropa que cubre la cota de malla, pero la sesión que he podido dedicarle me ha ayudado a ver donde tendré que esmerarme más y en qué partes hallaré las principales dificultades. El fragmento del tronco del brazo levantado que sostiene la espada es uno de ellos.
 
 
Esos pliegues exigen un tratamiento lumínico complejo para mí, ya que deben trabajarse con sombras sin que se pierda la idea de que el blanco es el "color" de la sobrevesta. De momento, he realzado las partes más claras, las partes de los pliegues que rebotarían más luz. Además, he realizado transparencias bastantes diluidas sobre todas las zonas menos claras con esa intención de unir...
 

 
...sin que se nota mucha diferencia con la parte frontal en el momento del giro de la luz hacia esa parte. También he dado alguna transparencia al interior de la capa, para hacerme una idea del tipo de "blanco" más adecuado para diferenciarla de la vesta y empezar a trabajarla un poco.
 
En la siguiente foto, el aspecto que va adquiriendo vista desde el frente. También he adelantado la tarea en esa zona, sin llegar a plantear las luces máximas en la parte inferior, aunque si empezando a hacer subidas en las partes más sobresalientes de los pliegues.
 
 
Falta bastante trabajo. Esto va a ser un tormento. Pero dijimos que no tiraríamos la toalla. ¿Lo dijimos? ;)
 
¡Un saludo!
 
KPG