5 ene. 2014

Sujeción de las figuras a la base o peana con vástagos


Otra cosa básica más: cómo asegurar la estabilidad y sujeción de la figura en la peana mediante vástagos.

Como se aprecia en la imagen superior, es importante saber el lugar destinado a la figura, ya que nos interesa conocer cuál puede ser el mejor punto de agarre permanente. Podrían ser más de uno y en ello influyen cuestiones como la dimensión y el peso de la mini. El equilibrio y reparto de fuerzas sobre la peana es importante. Hay que garantizar que a pesar del movimiento que pueda realizarse de la escena en desplazamientos, la figura no se despegará de la base. La posición de la figura influye también en la elección de la pierna que elijamos para ubicar el vástago.

Una vez que hemos comprobado que la superficie del pie elegido para colocar el elemento de sujeción estará en contacto con la zona de la base elegida, procedemos a realizar un agujero con ayuda de un taladro pequeño con la precaución de que se introduzca lo más recto posible por una zona más o menos ancha, superando en uno o dos centímetros la zona del tobillo del pie de la mini y vigilando con no atravesar la pared externa.


 
Luego, se prepara el vástago. Para figuras de 54mm yo uso un clip, ya que proporciona una buena resistencia y tiene una dimensión adecuada.
 

 
Es muy importante comprobar que el vástago entrará sin dificultades y, sobre todo, que tendrá la longitud necesaria para, una vez pegado a la mini, introducirse en la madera de la peana lo suficiente como para garantizar la sujeción. Hay que comprobar que, efectivamente, el vástago superará la base de masilla, barro o la propia de plástico o plomo que traiga consigo la figura y se clavará en la peana con cierta profundidad. Si no es así, puede que al recibir un golpe, la figura salta y se lleva consigo la base o la parte de la base a la que está pegada.


Con fuerte cola o pegamento unimos el vástago a la figura. Luego, yo siempre procuro realizar una leve presión -con cuidado para no doblar el vástago- de manera que garantizo que llega hasta el final de su recorrido. Es importante respetar el tiempo de secado.



En algún caso, puede que decidamos realizar el pintado de la figura sobre la propia peana y ya la queramos pegar. Sea así o no, lo que sí es importante es que comprobemos que, luego de taladrar la peana, el vástago se introduce la longitud deseada en la madera y obtenemos el efecto y la ubicación de la figura esperados sobre la base.




Los vástagos se pueden tener que colocar también entre piezas de la propia figura que creáis que por su peso pueden desengancharse al recibir un golpe durante un transporte -por ejemplo, entre un brazo con un arma y el tronco de la figura. Las precauciones son las mismas que al querer pegar la mini a la base. Si la escala de la mini es mayor, es recomendable usar vástagos de mayor grosor.

Y bien, eso es todo. Espero que resulte útil.

¡Un saludo!

KPG