13 jul. 2014

La capa del templario: primeros pasos



Es difícil encontrar momentos para dedicárselos al hobby en esta época... ¡Con la de cosas que hay por hacer! Como, por ejemplo, continuar con la restauración del templario. Era el momento de trabajar la capa. De momento lo he dejado así después de una primera sesión furtiva en un rato del fin de semana.

Vamos a recordar cómo estaba, de dónde partía:


Este era el aspecto inicial, con una base con un componente marrón muy marcado. Si puedo, intentaré que al final parezcan la capa y la vesta dos tejidos de aspecto diferente, uno más viejo que el otro, y, por tanto,con un tono un poco diferente cada una de las piezas.

 Los colores que he empleado en esta primera fase de trabajo han sido los siguientes:



Son el fruto de mezclar los colores que aparecen a continuación, con las pruebas que aparecen en el pañuelo de papel:


Para la base he empleado un poco de Arena Iraquí  (70.819-124) y Marrón Cubierta (70.986-110). Para las sombras, he ido añadiendo a la base Gris Medio (70.987-111) en la primera bajada y a esta mezcla Gris Marina (70.991-159) en la segunda para las partes en sombra más escondidas. En el caso de las primeras subidas, luego de ir cubriendo con la capa base, he trabajado con una segunda mezcla formada por la base inicial a la que he añadido un poco de Blanco (70.951-01).

En esta primera sesión de trabajo he distribuido los colores para ver cómo podía ir quedando la combinación. Claro que puede parecer extraño hacer sombras con un color frío en un clima cálido como el que representa que sufre el personaje, pero hacia el final intentaré trabajar con tonos entre zonas claras y oscuras para atenuar esa sensación y ver qué aspecto final va adquiriendo. En las fotos se aprecia la diferencia entre las zonas o planos que reciben más luz y los que van a convertirse en sombras de la capa. De momento así se queda hasta la próxima etapa.

¡Un saludo!

KPG