19 feb. 2014

Esquemas de iluminación



Mientras aprendemos a generar dimensiones con la pintura de las luces y las sombras sobre los volúmenes de una figura de acuerdo a la dirección que decidimos que tendrá la luz principal, puede ser útil realizarse esquemas de iluminación para saber dónde ubicarlas mejor y conseguir mejores contrastes entre zonas claras y zonas oscuras. El ejemplo que encabeza el post seria el más simple de todos para una luz cenital sobre, por ejemplo, una arruga. La luz máxima (L2) se encuentra al otro extremo de la sombra máxima (S2). El color base (B) quedaría en el centro.

Veamos otros ejemplos más, esta vez con objetos tridimensionales y con ubicaciones diferentes de la luz principal. Primero, un cilindro. Un objeto curvo...

 

 
 
Y ahora un prisma rectangular.
 
 


En lugar de prismas, podemos imaginarnos que vemos las figuras o las escenas.

Los esquemas de iluminación pueden ser, como estos, bastante personales. Cada quién puede hacerse los que crea que mejor le ayuden a reflejar el tratamiento lumínico que desea de una o las diferentes fuentes de luz en la figura o la escena.

¡Un saludo!

KPG