3 may. 2015

De un primer curso con Pepa Saavedra, la diva del aerógrafo


Bajo las sombras, la luz que irradia el genio, la sensibilidad y la alegría de Pepa Saavedra. La diva del aerógrafo, la dueña de la presión justa sobre el gatillo que hace que el aerógrafo no expulse el aire, sino que parezca que respire. Y con ese aire maquillado parece que da vida a las figuras a las que toca, es una especie de hálito mágico y divino. Tuvimos la oportunidad de comprobarlo en el Bunker hace tiempo, en febrero de este año en curso, cuando nos impartió un curso tomando como modelo la Dama del Primer Imperio francés de El Viejo Dragón, un busto bellísimo, sensual, modelado por ese otro artistazo que es Ramón Arredondo.


Sus avances con el modelo que sirvió para la ilustración de la caja, el box-art. Y los discípulos atentos a las explicaciones de una maestra paciente y servicial.


Después de las lecciones básicas sobre uso de colores y mediums...


llegó el momento de trabajar con la máquina diabólica en un ambiente cargado de ilusión y de pintura. ¡Claro, con doce compresores trabajando a la vez! ;)



Primeras capas de una seductora piel.




La cosa es así, compañero.


Humm, así no...


¡Así, hombre!


Por si fuera poco, contábamos con la fortuna de poder apreciar las maravillosas obras que trajo con ella al curso.




Una delicia, ¿no?
Y el segundo día fue el momento para avanzar con detalles de rostro y transparencias de la vestimenta.



Había que recobrar fuerzas tras una intensa sesión...


Y en mayo nos volveremos a ver, porque trabajaremos texturas esta vez con el maravilloso busto de Boudica magistralmente modelado por Pedro Fernández (Orígen Art) y que vale la pena ver de nuevo.


¡¡Hasta pronto, Pepa!!