15 mar. 2012

Cómo usar el mateador X-21 de Tamiya para pintar figuras con acrílicos

En varios de los encuentros con compañeros de afición he apreciado que existe mucho interés y curiosidad por saber cómo emplear el mateador X-21 de Tamiya y cuáles pueden ser los resultados que se obtienen.



Me he decidido a hacer un post para intentar explicarlo con ejemplos.

La función de este producto, cuando lo mezclamos con la pintura acrílica, es la de evitar que se produzcan brillos indeseados en la figura, que pueden estar provocados, por ejemplo, por las características de la misma o porque nos hemos pasado al realizar muchas pinceladas sobre un mismo lugar con bastante agua en la mezcla.

Vamos a ejemplificar de qué estamos hablando. Elegiremos, por ejemplo, un color verde.


Lo he mezclado con agua, como suelo hacer normalmente. He aplicado varias capas hasta cubrir una parte de la figura ya imprimada. En la siguiente foto, aunque a cierta distancia, ya pueden apreciarse esos brillos de que hablábamos.



Vamos a hacer la prueba ahora mezclando X-21 con la pintura. Pero no os olvidéis de remover bien antes el producto, agitándolo o removiendo con un palillo, por ejemplo. ¡A remover, jejeje!


Para que podáis comparar, voy a poner la pintura con la que voy a mezclar el X-21 en un pocillo cercano al anterior.


Ahora llega el momento de poner una cantidad relativamente pequeña del mateador, que podemos recoger con la punta de un pincel y trasladarlo hasta donde se encuentra la pintura con la que vamos a realizar la mezcla.



No hay que pasarse. Mejor pecar de tímidos que de atrevidos, aunque tampoco se trata de llevar muy poquito. En la siguiente foto podéis intuir la proporción que generalmente yo empleo de acuerdo con esa cantidad de pintura que se aprecia.


Como podéis observar, la punta del pincel (es un 1) queda oculta por el mateador. No hay proporciones exactas y, como en todo, también depende de cada uno y de su forma de manejar las mezclas. Pero es importante que tengáis en cuenta que luego añadiremos agua a la mezcla de la pintura con el X-21 y que si hemos puesto mucho mateador o mucha agua podemos encontrarnos, como veremos, con algunas sorpresas.

Después de mezclar con agua y de aplicar la pintura sobre la figura el mismo número de capas que sin X-21, este es el resultado que obtenemos.






Aquí ya puede apreciarse claramente la diferencia entre la parte de la izquierda, en la que se generan brillos (sin mateador), y la de la derecha (con X-21 en la mezcla), totalmente mate. Hay quien emplea un secador para acelerar el mateado de las pinturas mezcladas sólo con agua o bien con el producto de Tamiya. En cualquier caso, tenéis que tener en cuenta que si realizamos muchas pasadas con el pincel sobre la misma zona o con exceso de agua (con mateador o sin él), acabaremos obteniendo igualmente brillos indeseados.

Pero no acabaremos este hilo sin explicar un problema con el que podemos encontrarnos si nos pasamos con la proporción de este producto respecto a la pintura empleada.

Pintaré el casco de la figura con el verde mateado para realizar sobre él posteriomente un pintado abusando de la proporción del X-21. Imaginaros que tenemos la parte superior de la mini así:



Para que os hagáis una idea, voy a emplear el pocillo del medio para realizar la mezcla de pintura y una cantidad excesiva de X-21.




Si nos fijamos en lo que ocurre en la "paleta", ya podemos adivinar lo que podría pasar si aplicamos el resultado del segundo pocillo, con ese halo blanquecino en los bordes.


Vamos a verlo. En principio, y mientras la pintura no se seca (he puesto apenas una pincelada), no parece que haya motivos para alarmarnos...


 Pero cuando pasa un ratito y el calor actúa, ¡nos encontramos con esto!


¡Menudo susto!¡Todo el trabajo anterior al traste! Y es que no hay solución posible que no sea volver a cubrir con pintura ese espacio "manchado".

Para acabar, una foto en la que pueden apreciarse los ejemplos que hemos visto hasta ahora.


Bueno, espero que os sea útil este tutorial para cuando os decidáis a emplear el X-21 en vuestras mezclas con acrílicos por primera vez.

Os aconsejo que no desesperéis si véis que no le encontráis el "punto" a las proporciones. Es interesante que por ejemplo hagáis como yo en este post y utilicéis una figura de "prácticas" -o un "dummie", como yo le llamo- para adquirir soltura y perderle el miedo a la "sustancia mateadora".

¡Hasta pronto!

KPG