6 nov. 2011

Carabinier d’infanterie lègère (1809)

Una de las últimas figuras que he pintado. Escogí esta "Carabinier" de 54 mm de Métal Modèles para trabajar con uno de los que para mí aún resulta uno de los colores más complicados de reproducir en uniformes napoleónicos, el que los franceses denominan el 'bleu foncé'. Se trata de un azul muy oscuro, casi negro, empleado en muchísimos de los uniformes de la época.

Como el soldado en cuestión lleva cuatro prendas en diferentes estratos y lugares con ese color, me pareció que resultaba interesante para el reto. No me equivocaba...

El color base para el 'bleu foncé' que empleé fue una mezcla de negro con azul de prusia oscuro de Vallejo. Siempre con Flat base X-21 de Tamiya, ya que el azul oscuro de prusia tiende a satinar un poco y refleja bastante la luz del lugar. Dependiendo de dónde estaba la prenda variaba las proporciones de azul de prusia y de negro (más oscura la mezcla en las prendas más escondidas e inferiores, más clara en las superiores). Para las subidas, añadía un poco de azul de prusia y para las ultimas luces a esta mezcla le añadía un poquito de azul andrea. Otra opción hubiera sido subirlo con un poquito de blanco y luego dar lavados pero como no quería pasarme, no la utilicé y la dejo para un zuavo de Crimea de Pegaso que tengo parado. Siempre procuré que todas las luces fueran muy sutiles y las sombras no muy exageradas.

Para las bajadas, añadí más negro a la base y en el caso de los pantalones realicé algunos lavados cuando ya tenía las luces y las sombras un poco más definidas según cuál fuera la pierna a trabajar (si os dáis cuenta, hay una más avanzada que la otra, luego el tratamiento de zonas oscuras y claras debía ser diferente). Sólo una cuestión más, me atreví a poner en las últimas subidas un poco de azul oxford, para que al darle la luz le diera ese tono que parece más claro en la pierna adelantada y para marcar la línea de las luces más cenitales de las arrugas del pantalón me atreví a poner a la base una pizquita de verde azul pálido que casi no se aprecia, pero que está ahí.

Se puede mejorar, ¡claro! Pero lo dejo tal como está, con la satisfacción de saber que aunque me puedo haber equivocado, he probado cosas nuevas y he aprendido un poco más de lo poco que sabía.

Soy consciente de que en las fotos no se reflejan tanto los contrastes que se aprecian en mano. ¡Prometo mejorar la próxima vez!

¡Si queréis enviarme críticas o sugerencias a kalpurgisarts@gmail.com las atenderé con gusto!

¡Un saludo!

KPG